Planificar un viaje a Cantabria, en función del tiempo que dispongamos, puede ser de lo más laborioso. La comunidad autónoma española se encuentra en el norte del país y, pese a su reducido tamaño, comparado con otras comunidades de España, su diversidad nos brinda una infinidad de posibilidades a la hora de confeccionar nuestro itinerario en Cantabria.

En nuestro caso, la ruta que realizamos por Cantabria fue de 7 días. Nuestro viaje lo realizamos durante el verano de 2022 y había que planificar bien para ver los rincones que, a nuestro juicio, más merecían la pena visitar de Cantabria. Como es natural, en una ruta de una semana es complicado no dejar algún que otro punto de interés en Cantabria. Pero igualmente una vez de vuelta quedamos muy satisfechos por la variedad de los sitios que visitamos. Y queda por adelantado decir que volvimos de nuestro viaje a Cantabria tan encantados de la región que, sin lugar a dudas, volveremos en un futuro.

Algunas consideraciones previas para viajar a Cantabria:

  • La mejor época para viajar a Cantabria es primavera y verano. Aunque en la época estival es indudable que el turismo será mayor, especialmente en las zonas costeras.
  • Aunque existe transporte público, generalmente autobús, para moverse por Cantabria, lo mejor para realizar el viaje es disponer de coche propio/alquiler.
  • El tiempo es muy cambiante, incluso en verano no está de más llevar un paraguas a mano y algo de abrigo. Especialmente por la noche cuando las temperaturas caen considerablemente.
  • Cantabria cuenta con municipios muy turísticos, pero generalmente son pequeños en tamaño. Eso implica que en verano en algunos de ellos sea complicado aparcar. Conviene planificar bien para saber dónde estacionar nuestro vehículo.
  • En general la mayoría de municipios son accesibles para niños en carrito o personas con movilidad reducida. No obstante, también encontramos municipios con calzadas empedradas o espacios naturales en los que quizás sea más complicado visitar con carrito.
  • Algunas actividades, como el teleférico de Fuente Dé, conviene comprobar el tiempo previsto, pues en ocasiones puede cerrar afectado por la situación climática. También es importante en temporada alta reservar entradas para el citado teleférico o para el Parque de Cabárceno. Son lugares de gran interés turístico en Cantabria y en ocasiones es posible encontrarnos que está todo reservado.
  • Las playas cántabras son paradisíacas, así que lo más seguro es que, si visitáis la comunidad en verano, disfrutéis de sus costas, por lo que, si vais en vuestro propio coche, no os olvidéis de la sombrilla si queréis ahorraros ese gasto extra.

Todos estos puntos los iré ampliando y especificando en próximas entradas en las que especifique concretamente según el lugar visitado. En nuestro caso realizamos el viaje en pareja y con nuestra hija de 3 años. Por lo que usamos carrito gran parte de los días. Aunque en algunos lugares sí que dejamos el carrito en el coche y alternamos entre andar e irla cogiendo en brazos en función de la distancia. Pero se puede resumir en que Cantabria es una región muy amigable para viajar en familia.

Cómo llegar a Cantabria:

La complicada orografía de Cantabria ha propiciado un déficit considerable de carreteras y vías férreas en la comunidad cántabra. Su singular perfil confecciona unas carreteras de montaña bastante sinuosas y pocas vías de alta velocidad por el importante coste de las infraestructuras requeridas. Es por ello que las opciones para viajar a Cantabria se centran principalmente en el avión hasta el Aeropuerto Seve Ballesteros en Santander, o por carretera disponiendo de nuestro propio vehículo. Otra opción a valorar es aterrizar en el Aeropuerto de Bilbao y tomar la Autovía/Autopista del Cantábrico. Esta alternativa únicamente es interesante si los precios de los vuelos compensan desde este aeropuerto vasco y alquilamos un coche desde allí.

En nuestro caso, como veníamos desde el sur de España, realizamos el trayecto con nuestro propio vehículo. Como cruzarse de sur a norte la península de una vez era quizás demasiado cansado, realizamos parada a la ida en Burgos. Mientras que a la vuelta lo hicimos en Madrid y Toledo para visitar a la familia. Salvando algunos puntos ya dentro de Cantabria, el camino se hizo prácticamente al completo en autovía y sin peajes.

Dónde dormir en Cantabria:

Debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestro alojamiento en Cantabria, la distribución horizontal que tiene la comunidad alrededor del Cantábrico. Dependerá mucho de lo que queramos ver, pero teniendo en cuenta un punto medio y central de Cantabria, las distancias a recorrer de oeste a este para movernos serán de alrededor hora y media a cada lado. Por lo que si nuestros puntos a visitar en Cantabria se distribuyen homogéneamente, las mejores opciones para alojarse en Cantabria para mi gusto se encuentran en Santander, Suances y Santillana del Mar.

  • Dormir en Santander: esta opción es recomendable además de porque llegaremos aquí directamente en avión, por la amplia oferta que encontraremos. Bien comunicada y en un punto intermedio de la comunidad, además de contar con costa.
  • Dormir en Suances: esta bella villa costera se encuentra a escasos minutos de Santander en coche, su emplazamiento es encantador y cuenta con una oferta de alojamientos muy variada en un ambiente más tranquilo que la capital cántabra, pero con una ubicación excelente.
  • Dormir en Santillana del Mar: se ubica algo más en el interior, pero además de ser uno de los municipios más pintorescos de Cantabria, su oferta de alojamiento es también muy extensa. Su ubicación dentro de la comunidad sigue siendo buena. Por contra, en verano el ambiente es quizás muy masificado y la playa no nos quedarán tan a mano, teniendo que coger nuestro vehículo previsiblemente.

Nuestra elección para dormir durante estos 7 días fue finalmente Suances. Concretamente el Hotel La Concha de Suances en pleno paseo marítimo. Y después de la semana vivida, no podemos estar más satisfechos con la experiencia. La ubicación de Suances es perfecta para visitar la mayoría de puntos de interés en Cantabria. Muchos de ellos a menos de 30 minutos en coche. Además teníamos la playa simplemente cruzando la calle y el ambiente por la zona era muy familiar, teniendo a unos minutos también zonas de discoteca pero lo suficiente lejos para que, una vez pasaba la hora de la cena, se pudiese dormir con las ventanas abiertas sin escuchar un solo ruido. En una próxima entrada exclusiva entraré en más detalle para ampliar la información sobre nuestro alojamiento durante este viaje de 7 días en Cantabria.

Reservar alojamiento: Hotel La Concha de Suances.

Ruta de 7 días en Cantabria

Como decía al inicio de esta entrada, elegir qué visitar en Cantabria dependerá mucho del tiempo que dispongamos. Viajar una semana a Cantabria puede ser suficiente para hacernos una idea general de lo que ofrece. Pero evidentemente es imposible abarcarlo todo y tocará plantear bien que es lo que más nos llama la atención. En nuestro caso siempre solemos llevar un ritmo en el día a día de visitar intenso, pero sin que llegue a saturar. Y ahora además que viajamos con una niña pequeña, intentamos que tenga también sus momentos de juego y que no sea para ella una carrera de fondo. Así que para este viaje por Cantabria hemos intentando ver los sitios que visitamos bien, sin intentar abarcar demasiado. A medida que pasaban los días cada vez iba cuajando más la sensación de que a Cantabria habría que volver en próximas ocasiones. La distribución de los días que pasamos en Cantabria la realizamos de la siguiente manera:

  • Día 1 – Suances

Esta villa afincada junto al mar cantábrico fue nuestro centro de operaciones durante el viaje. Aquí estuvimos alojados durante toda la semana y desde aquí fuimos realizando nuestras visitas al resto de rincones de Cantabria. Un pueblo costero de lo más agradable en el que disfrutamos de sus playas y sus gentes.

  • Día 2 – Santander

La capital de Cantabria es una visita completamente imprescindible en la visita a la comunidad. Su conocida costa alberga verdaderas joyas como el Palacio de la Magdalena. Un día completo nos sirvió para conocerla y descubrir sus puntos más representativos.

  • Día 3 – Castro Urdiales y Santoña

En plena costa al este de la costa limitando con el País Vasco visitamos Castro Urdiales. Uno de los pueblos que siempre están en las lista cuando se visita Cantabria. El día lo completamos con otro municipio próximo al anterior, Santoña. Localidad tremendamente conocida por sus anchoas.

  • Día 4 – Potes y Fuente Dé

Este día nos desplazamos hasta los Picos de Europa. Allí encontraríamos uno de los pueblos más bonitos de España, Potes. Para después ascender al citado macizo montañoso con el teleférico que arranca en Fuente Dé.

  • Día 5 – Parque de Cabárceno

La siguiente jornada la dedicamos en exclusiva a visitar el Parque de Cabárceno. Este parque zoológico con animales en semilibertad es posiblemente la visita familiar por excelencia de toda Cantabria. Si os gusta la naturaleza y los animales, debe ser un fijo en vuestra ruta.

  • Día 6 – Monumento Nacional de las Sequoias y San Vicente de la Barquera

Aunque las sequoias suenen más como un árbol centenario típico de América, curiosamente en Cantabria tenemos la oportunidad de ver un bosque repleto de ellas. La mañana la dedicamos para hacer algo de senderismo por el Monte Cabezón para posteriormente visitar San Vicente de la Barquera ¿Alguien ha dicho Bustamante?

  • Día 7 – Comillas y Santillana del Mar

Para el último día completo quedaba una pareja que no necesita prácticamente presentación. Por la mañana visitamos Comillas, famosa villa costera conocida como «Villa de los Arzobispos». Por último, Santillana del Mar, otro de los municipios cántabros más fotografiados de la comunidad.

Como podéis comprobar, es una ruta que cubre Cantabria de oeste a este con algunos de los imprescindibles a visitar. En próximas entradas iré ampliando cada uno de los días con toda la información pertinente. No obstante nos quedarán para un futuro visitar uno de los grandes encantos de la zona como la Cueva de Altamira o la de El Soplao, introducirnos en los Valles Pasiegos, o visitar bellos municipios cántabros como Liérganes, Bárcena Mayor o Mogrovejo. Se aceptan recomendaciones en este apartado para futuras visitas a Cantabria.

Autor

José Carlos DS: Economista y blogger de viajes en La Próxima Parada desde 2009. Ratón de ciudad, pero que le gusta la naturaleza por igual. Sus otras pasiones son el cine, los deportes y los videojuegos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies