Reseña Art Hotel Osaka Bay Tower

Encontrar un lugar donde dormir en Osaka nos resultará relativamente fácil. Ya que, teniendo en cuenta que es una de las ciudades más visitadas de Japón, la oferta de alojamientos es realmente amplia.  La ciudad de Osaka cuenta con innumerables barrios que gozan de un interés turístico muy relevante. Eso nos hará replantearnos bien dónde alojarnos. Cada uno de los distritos de Osaka cuentan con ambientes diferencias. Por lo que nunca estará de más comprobar qué tipo de entorno se ajusta más a nuestro estilo de viajes. Nuestra principal preocupación era la de viajar con un bebé de apenas un año. Era la primera vez que hacíamos un viaje tan largo, y queríamos hacer una elección de hoteles lo más óptima posible. Una elección muy importante al viajar con niños y buscar especialmente una zona tranquila.

Al ser nuestro segundo viaje a Japón, conocíamos relativamente bien Osaka. Las zonas más céntricas son posiblemente las que más lugares a visitar a mano tienen. Por contra, suelen ser mas transitadas y en los mejores hoteles, como es natural, cuentan con precios superiores. Afortunadamente líneas de ferrocaril como la Osaka Loop Line nos permiten circundar toda la ciudad de Osaka. Por lo que si optamos por un hotel que cuente con parada próxima a esta línea, tendremos una conexión muy cómoda.

Una vez sondeamos los mejores alojamientos en Osaka. Siempre, como es lógico, dentro de nuestro presupuesto habitual. En Japón suele rondar entre los 60 a 100 euros por noche. Nuestras pretensiones eran hotel con habitación triple y baño propio. Aunque estábamos abiertos a habitación doble con camas grandes. Hay que tener mucho cuidado a la hora de reservar habitaciones en Japón. Muchos hoteles cuentan con camas dobles que realmente son poco más que una cama individual. Así que ante cualquier duda lo mejor es preguntar online directamente con los hoteles para saber las medidas antes de lanzarnos y llevarnos una sorpresa a la llegada. Finalmente nuestra elección fue el Art Hotel Osaka Bay Tower. Un hotel cuatro estrellas en el barrio de Minato-ku, junto a la conocida bahía de Osaka. Para orientarnos hay que localizarlo al oeste de la ciudad. El hotel se encuentra en una enorme torre en la que sus tres primeras plantas cuentan con la recepción del hotel, así como tiendas y restaurantes variados. Si queréis conocer más de los servicios de la Bay Tower podéis visitar el siguiente enlace.

La elección en el Art Hotel Osaka Bay Tower fue una habitación triple deluxe. Nos alojaríamos 4 noches por el precio de 323 euros. Lo que serían 80,75 euros por noche. Digamos en la media del presupuesto que solemos reservar por noche en esta ciudad. Aunque muchas veces intentamos tirar a la baja, viajando con un bebé lo mejor era apostar a caballo ganador. Y aunque no habíamos estado antes en este hotel, por comentarios y sensaciones, parecía que la apuesta iba a ser la correcta.

Nuestro vuelo a Osaka llegó de buena mañana. Nos habíamos tirado todo el día volando, pero al llegar, cosas del cambio horario, estaba amaneciendo. Como la entrada era a las 15:00 horas, lo único que podíamos hacer era llegar allí y probar suerte. Como era previsible, al llegar nos dijeron que la habitación no estaba lista aún y que podíamos dejar mientras el equipaje y volver después. Y como no quedaba otra alternativa, eso hicimos. Realmente el cuerpo nos pedía como es lógico irnos a la cama, pero lo mejor era capear ese primer día de viaje y comenzar a amoldar el cuerpo al nuevo horario. Aunque sería un día que nos lo tomaríamos con calma visitando algunos puntos de interés de la bahía de Osaka.

Comimos tranquilamente en la zona comercial que visitamos en la bahía de Osaka y volvimos al hotel. Aunque eran las 16:00 horas pasadas, aún no estaba preparada nuestra habitación. Pero amablemente nos hicieron un upgrade y por el mismo precio nos ofrecieron una habitación en una de las plantas superiores y mejor que la habíamos reservado. De hecho había que usar un ascensor independiente que era el único que accedía a las plantas más elevadas del hotel.

Para llegar al Art Hotel Osaka Bay Tower tenemos que parar en Bentenchō Station. Esta estación de tren se encuentra justo en la puerta al otro lado de la calle. Por lo que si tenemos la Japan Rail Pass activa, no tendremos ni siquiera que pagar mientras usemos la Osaka Loop Line.

Pasillos del Art Hotel Osaka Bay Tower
Máquina expendedora del Art Hotel Osaka Bay Tower

Y muy satisfechos con la atención prestada nos subimos en ese amplio ascensor rumbo a la planta 25. Allí unos amplios pasillos nos permitieron acercarnos a nuestra habitación. No si antes comprobar que teníamos hasta una máquina de venta de refrescos en la misma planta. Una seña de identidad de Japón de las más reconocibles. Y lo mejor es que si teníamos un antojo de algún refresco o una bebida caliente durante la noche, no teníamos más que andar unos metros y allí estarían a nuestra disposición. Además de disfrutar de unas magníficas vistas de la torre de Abeno Harukas en el barrio de Tennoji. A esa altura toda Osaka se ve espectacular.

Pero evidentemente no nos íbamos a quedar en el pasillo y teníamos curiosidad por ver qué nos deparaba en el interior de nuestra habitación en el Art Hotel Osaka Bay Tower. Y nada más poner un pie comprobamos que se respiraba calidez y comodidad en cada uno de los 40 metros cuadrados de la estancia. Lo primero que encontramos es un pasillo de acceso con un amplio armario. El espacio es descomunal, permitiendo poner las maletas incluso abiertas sobre las baldas de las estanterías. Mientras que a nuestra izquierda se encuentra el baño dividido en aseo y baño completo.

Armario Art Hotel Osaka Bay Tower
Habitación Triple Deluxe en Art Hotel Osaka Bay Tower

Como espero que se deje mostrar en las imágenes que acompañan esta entrada, el hotel Art Hotel Osaka Bay Tower es una maravilla. Si bien las habitaciones normales tienen un estilo más sencillo, la habitación deluxe y más aún la nuestra tenía unos acabados cálidos y decorada con todo lujo de detalles. Las tres camas son inmensas, de hecho no hubiese importado hasta siendo 3, uno de ellos una bebé, podríamos haber dormido en 2 sin problemas. Pero evidentemente no le íbamos a hacer ascos y disfrutamos cada uno de su propia cama. Incluso el sofá que complementaba la habitación era perfectamente válido para dormir. Al menos para Carmen o nuestra hija, pues tenía un tamaño más que decente, pero no para acoplar a nadie de forma cómoda que mida, como es mi caso, más de 1’90 cm.

En general la decoración con colores cálidos rojos, amarillos y negros tiene un aire más americano que japonés. A la vista está las inmensas camas de las que hablábamos en el anterior párrafo. El escritorio fue de una ayuda enorme a la hora de colocar el portátil y poder realizar algunos trabajos durante la noche. Una tele de pantalla plana de un tamaño considerable con televisión por cable y una selección de información repartida en algunos folletos se encontraban justo al frente. Añadiendo una mesa auxiliar y unos taburetes ideales para comer en el cuarto sin tener que manchar la cama.

No hace falta decir que la conexión wifi es gratuita y funciona de manera excelente. Pero si eso no fuera poco, también encontramos un teléfono móvil con conexión a internet que incluso nos podemos llevar fuera para uso personal. Es un añadido que muchos hoteles en Japón están incorporando en los últimos años. Y no solo por tratarse de un hotel de cuatro estrellas de cierto lujo, sino incluso en hoteles más modestos pudimos comprobar que también se está estandarizando. Desde luego es algo que los clientes agradecemos. Aunque en nuestro caso somos previsores y ya traíamos nuestras propias tarjetas de datos de HolaFly para no tener problemas de conexión a internet durante todo el viaje en nuestros propios móviles.

Aunque si bien el ambiente del hotel está lejos de tener la estética japonesa, en el baño rompemos ese estilo. Y es que nada más entrar al baño principal nos encontramos con un fantástico ofuro que simplemente nos enamoró. Este es un típico baño japonés, aunque en estética moderna en el que la bañera es más profunda, aproximadamente 60 centímetros. La profundidad y las dimensiones son fantásticas para llenarlo y disfrutar de un cálido y placentero baño después de estar durante todo el día pateando la ciudad. No sabéis la maravilla que fue llegar cada día y darnos un baño allí. Fue como tener un spa incluido en nuestra habitación. En esta estancia nos bañamos y luego nos podemos duchar cómodamente sin salir fuera. En la otra zona del baño encontramos un lavabo y espejo de gran tamaño, toallas de diferentes tamaños y secador. El clásico inodoro japonés tecnológico repleto de botones se encuentra en un cuarto anexo independiente. Sin duda el concepto de baño nos encantó.

Baño del Art Hotel Osaka Bay Tower

Toda la habitación está climatizada y controlada por un panel en el que podemos variar la temperatura a nuestro antojo. Contamos con caja fuerte y hervidor eléctrico. Este último electrodoméstico es realmente útil en Japón. Y más aún cuando viajamos con un bebé que aún necesitaba calentar su comida. Un añadido que sacamos mucho partido durante nuestra estancia.

Y para completar la estancia, la guinda evidentemente son las vistas. Alzados en la planta 25 las vistas de nuestra habitación daban a la bahía de Osaka. Pudiendo ver perfectamente la noria del Tempozan Harbor Village, las instalaciones de Universal Studios y en general como la colosal ciudad de Osaka se desarrolla junto a la bahía.

Recuerdo llegar realmente cansado y quedarme embobado mirando por la noche las vistas antes de dormir. Incluso el primer día rechazar una primera siesta antes de salir a pasear por la noche de Osaka, para disfrutar de un mágico y dorado atardecer sobre la bahía de Osaka. Sin ser un hotel caro, son detalles que marcan la diferencia y que te hacen sentir plenamente satisfecho de la elección realizada. Mas aún considerando que viajar a Japón con un bebé era todo un reto. Al menos detalles como la elección de los hoteles que estaba en nuestra mano, queríamos que fuese perfectos. Y vaya si lo fue este Art Hotel Osaka Bay Tower, un hotel sobresaliente y uno de los mejores hoteles en los que nos hemos alojado durante todos estos años viajando por diferentes países del mundo.

No os podéis imaginar las sensaciones tan placenteras que me despierta volver a revisionar esta fotos. Y recordar cómo la pequeña Carmen de apenas un año, señalaba con su dedo curioso algunos de los puntos visibles que le llamaban la atención desde el amplio ventanal de la habitación. Me pregunto qué pensaría en aquellos instantes cuando con su corta vida aún había visto tan poco mundo y de buenas a primeras se encontraba tan lejos de casa.

Vistas del Art Hotel Osaka Bay Tower
Atardecer en Art Hotel Osaka Bay Tower
Luces Noria en Art Hotel Osaka Bay Tower

El Art Hotel Osaka Bay Tower complementaba sus magníficas habitaciones con otra series de servicios. Se facilita servicio de traslado entre el parque temático Universal Studios y el hotel. Por un pequeño suplemento, los huéspedes pueden relajarse en los baños termales del Solaniwa Onsen, ubicado en el mismo edificio. La recepción opera 24 horas y también se puede reservar aparcamiento por un precio entorno a 10 euros la noche.

El restaurante del hotel sirve un desayuno buffet con platos japoneses y occidentales. También alberga un restaurante asador teppanyaki, un restaurante japonés, un restaurante de platos japoneses y occidentales, una cafetería y un bar salón. Además los respectivos establecimientos cuentan con carta para niños. Para propuestas más económicas tenemos también en las inmediaciones supermercados como 7-Eleven, Family Mart, Daily Yamazaki, y a pocos minutos un Don Quijote.

Indudablemente recomendamos el Art Hotel Osaka Bay Tower. Uno de esos hoteles que te roban el corazón igual o más que la ciudad que visitas. Y es que no hay nada como descansar bien y en las mejores condiciones cuando se está de viaje. En próximas visitas a ciudad volverá a ser una apuesta a tener en cuenta. Aunque como es natural, siempre nos gusta probar diferentes barrios para tener otras opciones. Pero desde luego que incluso con esa idea, igual vuelve a ser el elegido en nuestro próximo viaje a Japón, y bien alegres que lo reservaremos.

Puntuación Art Hotel Osaka Bay Tower:

Concepto
Puntuación
Limpieza/Confort
Ubicación
Servicios
Personal
Relación Calidad-Precio
Nota Final
10/10

Dirección: 1 Chome-2-1 Benten, Minato Ward, Osaka, 552-0007, Japón.

Teléfono de contacto: +81 6-6577-1111

José Carlos DS

José Carlos DS: Economista y blogger de viajes en La Próxima Parada. Ratón de ciudad, pero que le gusta la naturaleza por igual. Sus otras pasiones son el cine, los deportes y los videojuegos.

Sígueme en Twitter: @josecarlosds o dale a me gusta en nuestra fanpage de Facebook para estar informado: La Próxima Parada.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies