Cine para viajar: Amanece en Edimburgo

Muchas veces os he traído adaptaciones de novelas a la gran pantalla a esta sección de cine para viajar. En esta ocasión la recomendación de este mes nos lleva a otro tipo de adaptación, en concreto de una obra musical al cine. Amanece en Edimburgo es un film británico que fue estrenado en 2014 y dirigida por Dexter Fletcher, pero que es especialmente conocido por haber interpretado a Soap en la mítica Lock, Strock and Two Smoking Barrels. Este director principiante ya había tenido su reconocimiento unos años atrás con Wid Bill, que le valió incluso para ser nominado a un Bafta.

El título original de la película es Sunshine on Leith, en este caso la película cita al famoso barrio de Edimburgo. Como es normal, de cara a la proyección internacional, la propia ciudad de Edimburgo tenía mucho más gancho que la de un barrio que no muchos lo reconocerían desde fuera salvo que estén muy ligados a las localizaciones de Escocia. Esta comedia musical está inspirada en la música del grupo The Proclaimers, los gemelos escoceses se hicieron famosos en los 90 por temas como  “Letter from America”, “I’m On My Way” y especialmente “I’m Gonna Be – 500 Miles”, todos ellos aparecen en Amanece en Edimburgo, hasta un total de 14 canciones del grupo que componen su banda sonora. Por tanto esos aires de rock con raíces folk nos acompañan durante la hora y cuarenta minutos que dura la película transfiriéndole un buen rollo tremendo.

La película está protagonizada principalmente por George MacKay, Freya Mavoy, Kevin Gunthrie y Antonia Thomas. Actores jóvenes que brindan al espectador historias habituales dentro de la madurez y la forma de afrontar los cambios que surgen a medida que se hacen mayores y tienen que elegir el camino en determinadas confrontaciones vitales. Una película que fue presentada en el Festival de Toronto de 2013 en la Sección Especial de Presentación. Sus críticas fueron aceptables, especialmente proyectando a la película como una carta de amor a la bella ciudad de Edimburgo. Es por ello que viene como anillo al dedo para esta sección.

La sinopsis nos presenta a Davy y Ally, dos jóvenes escoces que vuelven a Edimburgo después de servir al Ejército Británico. Después de meses fuera, Ally regresa con su novia Liz, que a su vez le presenta a su amigo Ally a una de sus compañeras, Yvonne. A partir de aquí, a través de momentos musicales, nos van contando la evolución de cada una sus historias particulares.

Davy y Ally en Amanece en Edimburgo
Liz y Ally en Water of Leith – Amanece en Edimburgo
Panorámica de la ciudad en Amanece en Edimburgo
Liz Henshaw en Amanece en Edimburgo
Atardecer en Sunshine on Leith

Las localizaciones de Amanece en Edimburgo se centran principalmente en la propia ciudad escocesa, aunque en algunos casos, principalmente interiores, se rodó en Glasgow.  La película se desarrolla a nivel de historia en el barrio de Leith en Edimburgo, uno de los distritos más conocidos a las afueras de la ciudad. Además de disfrutar en múltiples ocasiones de bellas panorámicas de la ciudad de Edimburgo, con su castillo siempre presente. No falta una visita al mirador por excelencia de Edimburgo, en Carlton Hill. En las calles algunas tomas se rodaron junto al North Bridge y en Bernard Street. En esta calle se encuentra el hogar de los padres de Liz y Davy. También hay momento para que Ally y Davy pasen por la puerta del Port O´Leith, uno de los pubs más famosos de la ciudad y que ha aparecido en otras películas, como la propia Trainspotting. De sobra es conocido el bello paseo que nos aguarda desde Dean Village hasta el puerto de Edimburgo. Es por ello que en la película se aprovechan algunas de los mejores planos del Water of Leith para rodar algunas de las escenas de mayor importancia, incluyendo el Sandport Place. Igualmente disfrutamos de una divertida conversación entre Davy y Ally por Grassmarket, el antiguo mercado de ganado. En cuanto a alojamientos que están presentes en la película, cabe destacar el antiguo Hotel Point, desde el ático de su terraza con vistas al castillo, nuevamente podremos comprobar porque Edimburgo es una de las ciudades más bellas de Reino Unido. Al final de la película el desenlace fue rodado entre Lawnmarket, muy próximo al Royal Mile, para desembocar en la National Gallery, donde se realiza un multitudinario flash mob que podéis ver en el vídeo enlazado a esta entrada. Como podéis comprobar es un bonito repaso a las localizaciones de Edimburgo a través de bellos planos y buena música.

Pero como decía al inicio, no todo fue rodado en Edimburgo y nuevamente la magia del cine nos engaña con lo que nos muestra. Parte de la película está rodada en las calles de Cresswell Lane y Candleriggs en Glasgow. Y aunque parte de las escenas transcurren en la Galería Nacional de Escocia, las escenas de interior fueron tomadas en el Museo Kelvingrove, nuevamente en la City of Glasgow. Y para terminar con los interiores de la película, y siguiendo en Glasgow, en The Griffin Pub también se grabaron algunos de los momentos musicales más destacados de la película. Como curiosidad, justo delante de este pub se encuentra The King’s Theater, el escenario donde comenzó este exitoso musical. Otros locales donde rodados fueron el Saracens Head Pub en Gallowgate y el Woodside Hall en Glenfarg St, como si fuera el Leith Dockers Social Club. El resumen, un bonito viaje musical por las calles de la Old Town de Edimburgo aderezado con algunos planos e interiores de la ciudad vecina de Glasgow.

Un asunto curioso con este film es que si no conocemos a The Proclaimers, seguro que su tema 500 miles, tan usado en anuncios publicitarios, pronto nos vendrá a la mente al escuchar los primeros momentos musicales. Su trama es simple, pero efectiva, y cuenta con algunos golpes de guion que rematan de forma menos convencional de lo que suele ser habitual en estas comedias románticas. Aunque no nos engañemos, otros caen en los habituales tópicos tan previsibles. Salvando la escena final, que se realiza en el exterior y es magnífica, los momentos musicales que más convencen son los que transcurren en el interior de los clásicos pubs. Igualmente hay algunos temas que no acaban de encajar, las letras son buenas y pegadizas pero no terminan de conectar debidamente con la trama.

Nota Amanece en Edimburgo: 6/10

Una buena película que nos brinda la posibilidad de conocer algunos rincones de los más destacados de Edimburgo, pero que cuenta con una competencia demasiado sobresaliente como para que quede en nuestra memoria, más allá de las bellas panorámicas desde Carton Hill entre otros puntos. En conjunto es un film agradable de ver, divertido, pero con una trama y actuaciones muy justas como para imponerse a los referentes recientes dentro de su género como puedan ser Chicago, Once, o la reciente La La Land.

Si os habéis animado a recorrer la bella ciudad de Edimburgo con este film, aquí os dejo el enlace para adquirir la película Amanece en Edimburgo [Blu-ray+DVD]. Os recuerdo que siendo clientes de Amazon Premium  los gastos de envío no tienen coste alguno, entre otras ventajas. Podéis probar el servicio totalmente gratis a través de este enlace: 30 días de Amazon Premium Gratis.

Y si os gustan las bandas de sonoras de películas, podéis seguir la lista de reproducción con temazos de Música para viajar que confecciono en Spotify  con las novedades de cada mes en esta sección.

José Carlos DS

José Carlos DS: Economista y blogger de viajes en La Próxima Parada. Ratón de ciudad, pero que le gusta la naturaleza por igual. Sus otras pasiones son el cine, los deportes y los videojuegos.

Sígueme en Twitter: @josecarlosds o dale a me gusta en nuestra fanpage de Facebook para estar informado: La Próxima Parada.

6 comentarios

  • responder Carmen ,

    Es una película meramente entretenida, sin grandes aspiraciones. Pero sí es cierto que se desarrolla en una ciudad que me encantaría visitar.
    La mejor parte, la escena donde se canta I’m gonna be (500 milles), tengo que admitir que me encanta esa canción 🙂

    • José Carlos DS ,

      Nada como viajar con buena banda sonora por una ciudad tan bella como Edimburgo 😀

    • responder Antonio ,

      Una pelicula que me guardo para verla.

      Tuve el placer de estar en Edinburgo hace unos años, y es una ciudad maravillosa.

      P.D: muy buena elección que tuvieron con la canción de The Proclaimers; la parte deTadalala tadalala!!! es muy pegadiza

      • José Carlos DS ,

        Los ritmos de The Proclaimers son sin duda adictivos 😀

      • responder Jose Golden Mandalay ,

        Después de mi visita a Escocia decidí ver esta película y puedo asegurar que fue una buena elección y que está muy bien ambientada.

        • José Carlos DS ,

          Sin duda sabe sacarle partido a los lugares más conocidos de la ciudad 🙂

        Dejar un comentario

        Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

        Uso de cookies

        Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

        ACEPTAR
        Aviso de cookies