GastroViajes: Restaurante BioMio – Copenhague

Comer sano y equilibrado es una preocupación cada vez más mantenida por gran parte de la población. Durante nuestro viaje a Copenhague pudimos comprobar que en el país danés se lo toman muy en serio, por lo que la oferta gastronómica en comida ecológica y orgánica es bastante amplia. De entre todos los lugares que pudimos disfrutar, cabe destacar BioMio, un restaurante de comida orgánica situado en el distrito de moda de The Meatpacking en Vesterbro. Seguramente no sea el restaurante más céntrico de Copenhague, pero se encontraba bastante cerca de nuestro hotel Radisson Blu Scandinavia, así que fue una oportunidad ideal para realizar una cena después de uno de esos intensos días de viaje que frecuentamos.

Cuando consultaba dónde comer en Copenhague, nos llamó pronto la atención el restaurante BioMio por la singularidad del edificio donde se encuentra. Un gran cartel rojo con las letras de la empresa Bosch corona el local, como recuerdo de una vieja fábrica de la compañía alemana de electrodomésticos. El edificio sigue conservando ese aire industrial, extendido por todo el barrio que no oculta su pasado, en el distrito conocido como de la carne y la leche. Un restaurante que mima hasta el más mínimo detalle, no hay que olvidar que estamos en Dinamarca, uno de los mayores consumidores de la Unión Europea de este tipo de productos. Esta propuesta llega a hasta a los uniformes de algodón orgánico de sus camareros, un sistema de ventilación  que apuesta por la sostenibilidad ambiental y una carta presentada en papel reciclado.

Restaurante BioMio - Copenhague
Restaurante BioMio – Copenhague
Cocina Restaurante BioMio - Copenhague
Cocina Restaurante BioMio – Copenhague
Interior Restaurante BioMio - Copenhague
Interior Restaurante BioMio – Copenhague

El espacio interior está repartido en dos áreas, a la derecha para mesas con sofás que forman rincones más íntimos, mientras que las mesas restantes son tableros altos con taburetes, justo delante de una cocina abierta en la que puedes ver perfectamente como se preparan los platos, además de dar consejos especiales personalmente a los cocineros. Al ser grandes las mesas, lo normal es compartir con otros comensales el espacio, algo bastante normal en los países nórdicos. Sorprende ver como el calor producido por la cocina es reciclado por los ventiladores de inducción. Definitivamente en el restaurante BioMio de Copenhague no hay margen para la improvisación, todo está perfectamente medido. Una propuesta que se está extendiendo en Dinamarca y espera dar el salto al resto de Europa a modo de cadena gastronómica.

Hamburguesas Restaurante BioMio - Copenhague
Hamburguesas Restaurante BioMio – Copenhague
Hamburguesa Restaurante BioMio - Copenhague
Hamburguesa Restaurante BioMio – Copenhague

Su menú cambia en un 50% según temporada, manteniendo la carne, pero aprovechando los productos de temporada. Se intenta prestar una carta cuyas materias primas sean lo más locales posibles. El menú cuenta con una serie de platos fijados, no demasiados, propuestas que se mueven por entrantes con ensaladas variadas, pasta, hamburguesa de temporada o platos vegetarianos.  Todos ellos muy sanos y que incluso cuentan con un especialista en nutrición para controlar cada uno de los platos. En nuestro caso optamos por la hamburguesa para cenar con limonada, que estaba repleta de  verduras, además de setas, acompañada con patatas. La elección no podía haber sido mejor, quedamos encantados con la hamburguesa, además de un tamaño más que suficiente para quedar completamente saciados. El ambiente con una iluminación agradable y un ambiente muy joven es excelente, así como el trato de su personal. En la carta además encontramos la clave del WiFi gratuito. El precio por persona suele rondar unos 30 euros (220 coronas danesas), un coste bastante competitivo para los precios habituales que se pueden encontrar en Copenhague. Evidentemente se pueden encontrar propuestas a menor precio en la ciudad, pero en este caso se paga estar en un lugar de moda, un local con estilo y una cocina de calidad. Sin duda si sois gente que viaja como nosotros con un presupuesto económico, es un estupendo lugar para permitirse un capricho, pero sin que realmente nos entre cargo de conciencia. Desde luego con la buena cocina que sirve BioMio no creo que os moleste lo más mínimo pagar la cuenta. Incluso cuando os toque esperar un poco para ello, son las cosas que tienen ser un local de moda, que nos tocó esperar un poco para poder pagar,  pero nada grave. Como recomendación, si estáis interesados en comer en BioMio en las mesas individuales, lo mejor es reservar previamente, porque suele ser más complicado sentarse allí, aunque bajo mi punto de vista, es casi mejor comer en las mesas altas, encima si os sientan como a nosotros justo delante de la cocina, podréis ver directamente como os preparan el plato y os vais regalando el olfato.

En muchas ocasiones me habéis pedido consejos de recomendaciones de dónde comer en los diferentes destinos. Es por ello que con esta entrada inaguramos esta nueva sección del blog con el nombre “GastroViajes” en las que os presentaremos al menos un restaurante de cada escapada con todo lujo de detalles.  Aunque igualmente en los diarios de viaje os seguiremos citando otras opciones, pero intentaremos concentrar en esta sección una propuesta estrella. Esperamos que os guste la idea.

Puntuaciones Restaurante BioMio

 Comida: 

 Ambiente: 

 Servicio: 

 Relación Calidad-Precio: 

Nota Final: 8/10

Dirección: Halmtorvet 19, Copenhague. Teléfono: +45 3331 2000.

Horario: 12:00 – 00:00, aunque de lunes a miércoles cierran a las 23:00.

José Carlos DS

José Carlos DS: Economista y blogger de viajes en La Próxima Parada. Ratón de ciudad, pero que le gusta la naturaleza por igual. Sus otras pasiones son el cine, los deportes y los videojuegos.

Sígueme en Twitter: @josecarlosds o dale a me gusta en nuestra fanpage de Facebook para estar informado: La Próxima Parada.

2 comentarios

  • responder Carmen ,

    La verdad es que cuando viajamos, procuramos reducir coste en lo que podemos, y una de las cosas en las que intentamos no gastar mucho es en la comida, siempre acabamos tirando de supermercados, puestos callejeros y de los benditos Mcdonalds para que el viaje no se nos vaya mucho por las nubes. Es cuestión de prioridades, nosotros preferimos invertir más en las visitas. Pero sí es cierto que siempre nos damos algún capricho, y en esta ocasión salimos súper encantados con BioMio. Aún hoy soy capaz de evocar el sabor de la maravillosa hamburguesa que nos metimos entre pecho y espalda.

    • José Carlos DS ,

      Acertamos de lleno con la elección, de eso no me cabe duda. Totalmente recomendable, esperamos que en próximas citas tengamos tan buen ojo 😀

    Dejar un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies